Guía Metodológica: Cuerpo, Infancia y Racismo

Durante algunos años, la investigadora Maria Isabel Mena García se dedicó a recabar dibujos para observar de primera mano, como pintan los niños y niñas, su negritud.

Encontró que la mayoría de los niños negros que actuaron como artistas en los talleres, se pintaron con el llamado color piel, carne o natural. Su hipótesis es que el sistema de la blanquitud opera a través de esos colores canónicos y las niñeces, reaccionan a esa oferta, pintándose con esos tonos. Por ello, comparte una metodología mediante la cual, los docentes y otros agentes del cuidado infantil, pueden trabajar en la perspectiva de pensar los cuerpos más reales y cercanos al contexto latinoamericano. Mediante una serie de preguntas se construye el modelo propuesto.

En está guía explicaremos los siguientes temas:

¿Para qué se crea esta metodología?

Con el objetivo de fortalecer procesos de auto reconocimiento o autoidentidad en niños y niñas de las comunidades negras en conjunto con sus redes escolarizadas y/o comunitarias.

También pretende apoyar el trabajo de las personas e instituciones que atienden infantes de las comunidades negras o donde haya instancias comprometidas con el antirracismo.

¿En qué contextos se puede implementar?

En comunidades negras, específicamente o en cualquier escenario comprometido con pedagogías antirracistas bien sea experiencias de cuño comunitario o escenarios institucionalizados. Lo importante es que se impliquen en romper el tabú del racismo infantil y, donde sea necesario concientizar sobre la identidad corporal que se vive a través de lo racial.

¿Quiénes se pueden involucrar en esta metología?

Como facilitadores:

  • Todas las personas interesadas. 

  • Los profesionales de apoyo psicosocial en las instituciones educativas (psicólogos, trabajadores sociales, psico orientadores), en las familias o en contextos comunitarios.

Como participantes, agentes de cambio:

  • Directamente,los niños y las niñas de las comunidades negras

Como colaboradores:

  • Entidades gubernamentales 

  • Líderes comunitarios 

  • Universidades 

  • Voluntarios

¿Cómo y en cuanto tiempo se implementa?

Dependiendo de las circunstancias, se puede adaptar el siguiente proceso. Puede dedicarse una sesión en el día o trabajarse a lo largo de varias jornadas de encuentro con los niños y las niñas. Se recomienda la siguiente ruta:

Paso a paso

Etapa de planeación

  •  Realizar actividades de ambientación para que los/las artistas, se sientan lo más cómodos posibles.

  • Por ello, Diseñar las pautas para la formulación y/o adecuación de esta guía es recomendable. Ideal que participen los actores que estarían como apoyo en el taller. ¡Siempre salen valiosas ideas!

  • En lo posible, definir el grupo de niños (rangos de edades, por género). Se recomienda no mezclar edades extremas para evitar que los niños mayores contaminen los resultados.

Desarrollo

  • Contar a los pequeños de qué se trata la actividad: señalarles la importancia de cuidar el cuerpo, de sanarlo, de sentirse a gusto con esa maravillosa creación. Importante resaltar el papel de la herencia en la transmisión de aspectos corporales.

  • Repartir hojas en blanco, lápiz, borrador, taja lápiz, caja de colores. Dejar que el (la) artista pinte su cuerpo con toda libertad.

Conclusión

  • Antes de recoger los trabajos, es ideal hacer una socialización de los mismos.

  • Recoger este dibujo para luego caracterizar los aspectos más llamativos en esta etapa de la dinámica.

  • Conversar con los pequeños sobre los dibujos. La idea es inducir a que los pequeños cuenten su experiencia con la pintura infantil y que comuniquen los detalles que precisaron de su dibujo.

  • Hacer una exposición con los dibujos.

  • Realizar un grupo focal con la comunidad educativa para divulgar la experiencia.

¿Qué se necesita?

Hacer la misma actividad en dos regiones diferentes, para comprobar los resultados.

Recomendaciones generales

  • Presentar claramente los objetivos del taller.

  • Involucrar al docente o facilitador(a) para que sea partícipe de todo el proceso.

  • Dividir a los pequeños por edades o por género.

  • Si es un agente externo a la escuela o experiencia educativa, apóyese todo el tiempo en el docente.

  • Introducir dinámicas rompehielos, con algún vídeo adecuado a los pequeños o con rondas o cantos.

  • Sistematizar todo lo que pueda observar y, en lo posible, grabar el proceso para su posterior análisis.

  • Cuando hayan condiciones, tomar fotografías de los niños y utilizar el retrato para que los infantes, representen este mismo retrato. El camino depende del contexto del grupo, de las cercanías con los pequeños y de la facilidad de acceso al colectivo que se pueda obtener.

¡Gracias por sumarse a la campaña por cambiar el nombre del color piel como única manera de nombrar lo humano!

Guia Actualizada

Haciendo click aquí puedes descargar la guía actualizada 2021.

Referencias

Fuente en español: Mena García, María Isabel. (2017): "Cuerpo, Infancia y Racismo", en: Centro de Formación de la Cooperación Española en Cartagena de Indias (ed.), "Incubadora de Ideas en Cultura de Paz, Guía Metodológica 2017 ", pág. 32-37.

¿Todavía quieres más?

Puedes encontrar más contenido sobre este tema aquí:

Artículos

Fuentes